"Aprendo Español en la UCAM" ¡Vamos!

miércoles, 2 de abril de 2014

TRABAJOS INDIVIDUALES B2.1. (I): WOJCIECH (Polonia)

Los estudiantes de español de B2.1. deben preparar un trabajo individual para el curso de español. Ellos han elegido el tema, según sus intereses o necesidades.
A continuación os presentamos el trabajo de Wojciech, titulado "El rastro de la cultura judía en Polonia". En primer lugar, os mostramos el trabajo escrito que realizó y al final, compartimos con vosotros la presentación audiovisual que utilizó en su exposición.

¡Enhorabuena, Wojciech!


El rastro de la cultura judía en Polonia

ÍNDICE

1. Historia de los judíos en Polonia

2. Lugares de interés turístico

Varsovia
Cracovia
Breslavia

3. Cultura judía actualmente

4. Referencias

1) Historia de los judíos en Polonia

La historia de los judíos en Polonia se compone de prácticamente un milenio comenzando con un periodo de tolerancia religiosa y riqueza de la nación y gran prosperidad de la comunidad judía. Acabó dramáticamente en el siglo XX durante la ocupación nazi de Polonia y el Holocausto.
La primera mención sobre los Judíos en el Reino Polaco, fundado en el siglo XI, se encuentra en los primeros años de ese periodo cuando el país empezó a convertirse en algo similar a un 'Paraíso Judío". Hasta el siglo XVI cuando se creó la unión polaca-lituana, gracias a la gran tolerancia de los habitantes, Polonia se convirtió en el hogar de una de las comunidades judías más grandes de Europa. Después del año 1569, debido a una serie de invasiones extranjeras y de cambios culturales, como por ejemplo la reforma protestante, la tolerancia religiosa, que era tradicional en Polonia, empezó a mermar. También la Partición de Polonia, hecha por el Imperio Ruso, Habsburgo y Prusiano en 1795 propagó las leyes antisemitas ya existentes en el continente europeo. En ese periodo la mayoría de los polacos solamente veía a los judíos como competidores por los recursos económicos del país y los odiaba. Aproximadamente el 90% de los judíos polacos fueron asesinados por los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Sólo sobrevivieron entre 180.000 y 240.000 personas que después, durante la posguerra, emigraron de la Polonia comunista hacia el recién creado Estado de Israel, Estados Unidos y Sudamérica.
Hoy en día, el número de los habitantes judíos en el país se estima, más o menos, en 10.000 personas, concentrados sobre todo en Varsovia, la capital.

2) Lugares de interés turístico

Varsovia

En Varsovia, en pleno centro de la ciudad, los primeros judíos se instalaron en el siglo XVI, ocupándose principalmente del comercio y la medicina. Vivían generalmente en la zona de la Calle Judía en el centro, una de las más vivas y animadas de la ciudad. Gracias a su espíritu emprendedor eran capaces de formar sus sitios de culto, como sinagogas, y también el primer cementerio grande.
Desgraciadamente, en el periodo de antisemitismo del siglo XVIII muchos de ellos eran trasladados a los pueblos fuera de la ciudad, como Nowa Jerozolima (Jerusalén Nueva), hacia la cual llevaba una de las calles más grandes y representativas de Varsovia, que existe hasta hoy, Aleje Jerozolimskie (Avenidas de Jerusalén).
Sin embargo, el lugar más conocido de la Varsovia judía, era formado cerca del Casco Antiguo - El Gueto de Varsovia, donde antes de la Segunda Guerra Mundial vivía casi un 30% de la población de la capital. El 16 de diciembre 1940, por la decisión de los ocupantes, el gueto se cerró y el horror de su habitantes empezó. Desde el año 1942 hasta el final de la guerra organizaban regulares transportes masivos a los campos de concentración, principalmente a Auschwitz.
El Gueto de Varsovia ocupaba la parte muy grande de la ciudad. Hoy en día no hay mucho de los lugares que antes tenían el papel muy importante en la vida de Varsovia. No obstante, ahora se pueden encontrar los lugares como el Monumento Conmemorativo de los Héroes del Gueto o Umschalplatz, de donde salían los vagones de trenes llenos de la gente inocente. Actualmente es una muralla en cual se encuentran 448 nombres judíos para rendir homenaje a las victimas.
Aparte de eso, en el centro se localizan los edificios viejos dejados sin reconstrucción que nos recuerdan los hechos del pesado. Seguramente vale la pena visitar el gran cementerio judío donde yacen los grandes personajes de la historia polaca. Se recomienda ver también la única sinagoga que se quedó, Sinagoga Nozykow.

Cracovia

Cracovia, también como Varsovia, era una de las ciudades más pobladas de la comunidad judía en Polonia. Durante la Segunda Guerra ­Mundial, el número de los creyentes contaba más de 60.000 personas.
El actual barrio judío, situado al sur de Stare Mesto (centro histórico) y cercano al castillo de Wawel, en un inicio era una ciudad totalmente independiente rodeada por el río Vístula, que en el siglo XVI se convirtió al barrio culturalmente muy rico. Ahí se puede visitar un total de siete  sinagogas-  las dos más importantes son la Sinagoga Vieja (Stara Synagoga) y  la Sinagoga Remuh, ambas situadas en la calle Szeroka. La Sinagoga Vieja, el templo judío más antiguo de Polonia, construida en el año 1500, fue saqueada por los nazis que la dejaron medio destruida. Gracias a su posterior restauración, hoy en día se puede seguir disfrutando de ella a modo  de museo de la cultura hebrea. La Sinagoga Remuh es la única que actualmente presta servicios a la comunidad judía. Resulta muy interesante visitar también su cementerio que data del siglo XVI.
Cerca de Kazimierz, al otro lado del río, se encuentra el barrio obrero de Podgórze, donde en 1941 los nazis establecieron el gueto judío  totalmente aislado de la ciudad. En el centro neurálgico del gueto estaba Plac Zgody, irónicamente llamada entonces plaza de la paz. Era en esa misma plaza donde las fuerzas de las SS obligaban a los judíos a deshacerse de sus pertenencias antes de subir a los vagones de tren que les llevaban a los campos de concentración. Hoy en día la plaza se llama la Plac Bohaterow Getta,  plaza de los Héroes del Gueto, y alberga 70 sillas vacías como recuerdo de lo que allí sucedió. Alrededor de esa zona todavía se puede ver la muralla vieja del gueto.
Cerca de la muralla, en la calle Lipowa, se encuentra la antigua fábrica de Oscar Schindler que actualmente es un museo multimedia muy interesante sobre la ocupación nazi de Cracovia.

Breslavia

En la parte sur-oeste de la ciudad vieja de Wroclaw se encuentra un barrio judío que existe desde el siglo XII. Consiste de cuatro calles, principalmente de la calle Wlodkowica, donde por años vivían judíos alemanes. Ahora, esta zona, llena de bares y restaurantes, se convirtió a un lugar turístico y de gran interés y moda entre los ciudadanos. Ahí se puede visitar dos  sinagogas abiertas (Sinagoga 'Pod bialym bocianem' y Sinagoga Pequeña') donde aún se organiza misas, conferencias, exposiciones o conciertos.
Claramente, otro sitio que en Breslavia merece la pena ver, es un gran cementerio viejo de 1856, donde ahora se ubica el Museo del Arte Funeral. Ahí se puede ver 12.000 tumbas de grandes personajes de la ciudad.

3) Cultura judía actualmente

Polonia, como un país históricamente muy rico y  que sufrió mucho durante su existencia, hoy en día, no olvida la cultura judía que formaba parte de su gran patrimonio. Quiere mantener los hábitos y costumbres y mostrarlos a todo el mundo. Por eso, en todos los sitios, desde los pueblos pequeños hasta las ciudades grandes, se encuentra una gran variedad de los festivales (Jelenia Gora, Cracovia, Varsovia, Breslavia), de la música, de la comida o de la literatura. El gran interés,  tanto entre los polacos como turistas extranjeros, ayuda sostener lo que es más importante y, sin embargo, vale la pena conocer.

4) Referencias



No hay comentarios:

Publicar un comentario